LA PORCICULTURA Y EL MEDIO AMBIENTE

Durante los últimos años el sector porcícola en el estado de Yucatán ha dado pasos importantes para que sus procesos productivos sean sustentables y en armonía con el medio ambiente.

 

Poco a poco, los socios integrantes de la Asociación Ganadera Local de Porcicultores de Mérida han tomado conciencia de la importancia de implementar prácticas de producción más limpias en sus procesos productivos, estableciendo pautas de control dirigidas a disminuir, de una manera importante, la contaminación ambiental.

 

En este proceso, que inicia en el año de 1997 con la creación del Departamento de Protección Ambiental, se han sumado no solo dependencias de gobierno federales, sino también estatales, municipales, así como también instituciones académicas, científicas y de la sociedad civil organizada.

 

Todos ellos, en coordinación con la AGLPM, han convenido en la realización de una serie de estrategias y acciones que ya están generando resultados positivos a favor del medio ambiente.

 

 

Entre las principales acciones que se han implementado está la construcción de humedales artificiales y de biodigestores anaeróbicos.

Los humedales artificiales, desde su implementación en 7 granjas asociadas desde el 2006, cumplen con una importante función, pues a través de su uso se reducen parámetros de contaminación como el nitrógeno, el fósforo, demanda bioquímica de oxígeno, sólidos suspendidos totales, grasas y aceites, huevos de helmintos y ph.

 

 

De igual manera, con la implementación de los biodigestores anaeróbicos, especialmente en las granjas porcinas empresariales, se capta y se quema el metano (CH4), (gas de efecto invernadero  potente y que contribuye al calentamiento global del planeta). El metano (CH4), incluso, es 23 veces más nocivo que el bióxido de carbono.

Por ello, la Asociación Ganadera Local de Porcicultores de Mérida realizó una fuerte campaña entre sus socios para la implementación de los  biodigestores (hoy existen 108 de ellos) que, conjuntamente con el Gobierno del Estado, impulsa el programa en granjas medianas y pequeñas para la captura y quema del metano (CH4). A lo largo de los últimos años ha resultado en un doble beneficio para la actividad: no solo se quema a través de un proceso de incineración sino que también se está usando como combustible para la generación  de energía alternativa para la operación y funcionamiento de  las granjas.

 

Con estas medidas, podemos decir que existe una cobertura del 90 por ciento de la porcicultura semitecnificada y tecnificada de Yucatán que atiende de manera positiva las recomendaciones que realiza la autoridad y que implementa las acciones adecuadas para el cuidado del medio ambiente.

 

Hemos logrado avances importantes en el estado de Yucatán que han evitado que se descarguen contaminantes al manto freático de la región y también hemos puesto en marcha acciones que nos han permitido mejorar la calidad de las aguas residuales y que hoy por hoy, se utilizan como fertiirrigación… ( abonos orgánicos) …..

 

Y al día de hoy, existe una mayor conciencia de los porcicultores pertenecientes a la Asociación, quienes han visto los beneficios de incorporar en sus unidades productivas humedales artificiales y/o biodigestores anaeróbicos que permiten una mayor protección del ambiente.

 

 

EL MANEJO DEL GAS METANO Y SUS BENEFICIOS

Un punto a resaltar es el uso que se le está dando al metano y cómo se aprovecha en beneficio de los productores porcícolas. Como se mencionó, si bien se convierte en bióxido de carbono a partir de la quema del gas, se aprovecha principalmente como combustible para generar energía alternativa a través de moto-generadores que se utiliza para la operación cotidiana en las granjas, lo que se traduce también en ahorros por concepto de consumo de energía, además de que mejora la calidad del medio ambiente en el estado de Yucatán.

Las granjas porcinas en el estado de Yucatán cuentan con la infraestructura necesaria y adecuada para que los animales tengan las mejores condiciones de vida desde su nacimiento y desarrollo.

La cantidad de desechos (abono orgánico) que se generan en las granjas porcícolas es variables, dependiendo de la cantidad de animales y de la etapa de crecimiento en que se encuentren. De ahí la importancia del adecuado manejo de este tipo de producto.

Los biodigestores surgen como una de las principales alternativas para el tratamiento de los residuos, pues se ha comprobado que existen resultados positivos en cada uno de sus procesos.

 

En el estado de Yucatán son 108 las granjas empresariales que cuentan con este tipo de infraestructura, y que, conjuntamente con el programa que lleva a cabo el Gobierno del Estado en las granjas medianas y pequeñas, ya genera ahorros importantes en el consumo de energía, lo que representa un importante alivio para los productores. Lo anterior se debe a que en 55 de esos sitios cuentan con un moto-generador de energía con capacidad para generar 258 kw al día o más…

De acuerdo con análisis de la propia Asociación, un biodigestor de 5,400 m3 (existen de más capacidad, 13,000 m3 o más de acuerdo al inventario de animales  en las granjas) tiene capacidad para captar 126 mt3 de agua residual y 1,444 mt3 de biogas cada día. 

El mismo estudio señala que entre todas las granjas generan los siguientes volúmenes al día:  4.05 millones de kilos de producto aproximadamente,  13,600  mt3 de agua residual aproximadamente, y 156,186 mt3 de biogás dependiendo del número de animales de las granjas.

Tomando en consideración estos números, la reducción en las emisiones de metano a la atmósfera asciende a 360,828 toneladas al año y la energía que se genera con esos moto generadores es de 14,190 kw al día, o más, lo que representa 10.1 millones de kw año.

Para tener una idea del ahorro que se obtiene al año, podemos señalar que con todo ese ahorro y producción de energía se puede dotar de electricidad a un total de 550 viviendas al año o más, si se consideran viviendas más pequeñas con menos aparatos eléctricos utilizados.

Suponiendo que el parque vehicular de Yucatán es de alrededor de 700,000 vehículos y generan casi 2.9 millones de toneladas de CO2 equivalente a metano, lo que significa que las granjas porcinas con moto generadores procesan el 15 por ciento de esa cantidad, un volumen bastante importante.